El Verdadero Arrepentimiento Para Salvación

Will Claros Por Will Claros | El 8 de junio de 2012

Más de una vez haz escuchado: “Es necesario que las personas se arrepientan para tener salvación” o “si no se arrepienten, ni se imaginan lo que les espera” y otras frases parecidas.

Pero hay varias preguntas que se plantean:

  • ¿Qué dice la palabra de Dios sobre este tema?
  •  ¿Es el arrepentimiento lo mismo que creencia? o ¿es algo diferente?
  • ¿Es importante que hagamos énfasis sobre el arrepentimiento o no debiéramos mencionarlo nunca durante esta  época de gracia?
  • ¿Qué significa realmente el arrepentimiento, después de todo?

Desde la época de Adán el hombre ha tenido que arrepentirse para poder tener una buena relación con Dios.

Juan el bautista lo predico (Marcos 1:15); el apóstol Juan proclamo su necesidad (Apocalipsis 2:5); Pablo predico el arrepentimiento donde quiera que fue (Hechos 17:30; Hechos 20:21)

Y El Señor Jesucristo mismo hizo énfasis con vehemencia de que los hombres que rehúsen arrepentirse, perecerán (Lucas 13:3, 5). Por lo tanto el arrepentimiento es necesario para la Salvación.

Para este artículo explicare el uso erróneo de esta palabra y el uso correcto.

El Uso Erróneo de la Palabra “Arrepentimiento

La cuestión es ¿Qué significa arrepentirse es La Biblia y como debería explicarse esto a los perdidos?

El asunto de importancia no es lo que el arrepentimiento ha significado atreves del tiempo, sino mas bien,  la gran importancia que tiene cuando fue mencionada por Cristo, Pablo, Juan, Pedro y otras personas de los tiempos bíblicos.

Si buscamos el significado de “arrepentirse” o “arrepentimiento” en el diccionario moderno, podremos encontrar definiciones tales como: “pesarle a uno de haber hecho o haber dejado de hacer alguna cosa; lo que manifiesta el reo en actos encaminados a disminuir o reparar el daño de un delito; dejar de pecar y buscar el perdón”. Basándose en estas definiciones, muchos predicadores han estado muy ocupados, fervorosamente tratando de hacer que los hombres dejen de pecar, o que por lo menos desarrollen un genuino pesar por los pecados cometidos. Sin embargo, ¿es estala tarea divinamente encomendada a los Cristianos- hacer que los hombres cambien su manera de vivir?

¡NO! Porque esta clase de predicación con frecuencia conduce a otra forma de santurronería o auto- reformación—y no a la salvación verdadera. ¿Debe un pecador dejar  o renunciar al pecado para ser salvo? ¿Podría un pecador hacer tal cosa?¿Lograste hacerlo tú?¿has dejado de pecar completamente?

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos. 1 Juan 1:8

Con tristeza debemos admitir que aparentemente nuestro erróneo uso de la palabra “arrepentirse” ha hecho muchísimo daño, y ha confundido a multitudes de personas, debido al uso erróneo de la palabra “arrepentimiento” la gente en general se ha hecho la idea de que el Cristiano es la persona que no fuma, no bebe alcohol, no blasfema, no va al cine y a los bailes, y tampoco hace nada malo e inmoral.

Este negativismo ha cegado a las personas en cuanto al hecho de que un cristiano es “uno con Cristo” – uno que por la fe ha recibido a Cristo como su Salvador. Una vez que la persona tiene a Cristo, y el poder de Cristo en su  vida, entonces su comportamiento a menudo cambia. Pero dicho cambio o transformación es el RESULTADO  de que es un hijo de Dios, y no la CAUSA.

Ser bueno no es la manera en que uno se convierte en un hijo de Dios. Recordemos lo que Dios nos dice en Efesios 2:8,9 “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”

Debido a que muchos predicadores se han tomado la libertad de propagar un gran error en la enseñanza del arrepentimiento, nuestras iglesias están repletas de gente “buena” y santurrona, quienes dicen estar seguras de que son “Cristianos”, pero cuando se les pregunta si van al cielo, la mejor respuesta que pueden darnos es: “espero que sí,”

Con demasiada frecuencia, esta idea de “yo debo ser bueno para ganarme el favor de Dios,” viene de hombres que dicen creen en la Biblia y quienes predican que uno debe “apartarse del pecado o quemarse en el infierno.” ¡¡Cuan trágico y triste es que tanto daño pueda ser causado por el uso erróneo de una palabra!!

El Significado Correcto de “Arrepentirse”

Esta palabra en el Nuevo Testamento, por lo general se traduce “arrepentirse” a la palabra griega “metanoeo”, y la palabra traducida “arrepentimiento” es la palabra griega “metanoia”. Estas dos palabras tienen el mismo significado básico: “cambiar de idea o criterio; pensar diferente; reconsiderar.”

Por supuesto, si una persona reconsidera o cambia de idea – se arrepiente–  con respecto a ciertos pecados en si vida, puede que ello le haga sentirse muy afligida, quizá hasta abandone esos pecados exteriores particulares. Pero su aflicción y el abandono de ciertos pecados sería el RESULTADO de haberse arrepentido, no el arrepentimiento en sí.

Cuando Dios le dice a un perdido que se arrepienta. El quiere decirle a dicha persona que cambie su criterio con respecto a cómo alcanzar a Dios, y que acepte la manera de salvación que Dios ofrece. Esa persona debe CAMBIAR SU MANERA DE PENSAR de cualquier idea de religión que pueda tener para salvarse, debe confiar en el pago que Cristo ha efectuado por todo lo que haya hecho de malo.

Fuente “Manual de Evangelismo Personal” Dr. A Ray Stanford

Dios te bendiga

Salvacion

Articulos Relacionados
Articulo escrito por


Soy un hijo de Dios, testigo personal de Cristo para hablarle a todo el mundo de Él, elegido por Cristo para dar frutos,he sido comprado por precio de sangre, soy posesión de Dios elegido y seguro en Él. He escrito un total de 39 Articulos en Blog de Cristo