Testimonios: Pablo César Palomino Martínez

Mark Z Por Mark Z | El 1 de diciembre de 2011

Pablo César

Pablo César es un joven muy valiente, con un corazón para con Dios, además de ser un muy buen amigo y fiel lector de nuestro humilde blog; Él ha decidido muy amablemente contarnos su experiencia de cómo Dios lo ha ayudado en una área muy particular de su vida, leamos a continuación como él mismo nos cuenta su propia historia:

Mi nombre es Pablo César Palomino Martínez, tengo 15 años, vivo en Tabasco, México, en el municipio Cunduacán; y éste es mi testimonio de la victoria que Cristo Jesús hizo en mi vida sobre una batalla que todo hombre debe pelear y que sólo con ayuda de Dios podrá ganar: la masturbación.

Yo también tuve ese vicio en mi vida durante mucho tiempo (quizás tres años), pero gracias a Dios lo he dejado; no fui yo sino Dios, porque Dios es el único que nos puede ayudar y librar de toda batalla y tentación. Hermanos, les digo que no se desesperen si no han podido dejar este horrible hábito, y que confíen en Dios primeramente ante todo y se acuerden de Él en cada instante.

Mi lucha duró 6 meses; después de entregarme a Dios y de comprender todo lo que Jesús hizo por nosotros me di cuenta lo mal que era masturbarse ya que acarrea muchos pecados y consecuencias a nuestra vida. Yo me sentía mal, sucio, asqueroso y pervertido después de hacerlo, ¿Cómo era posible que dijera yo que conocía a Dios y siguiera sumergido en tinieblas?

Tenemos que ENTENDER que no podemos seguir así. Hay que COMPRENDER que Dios existe y que Jesús, nuestro amado salvador, derramó su sangre preciosa, y resucitó, y nos ha librado de la muerte.

En la Biblia dice que Dios nos da fuerzas para vencer la tentación así que si pecamos es porque queremos; ya que Dios nos ha dado esa capacidad para resistir. Pero a la vez, nuestra naturaleza es maligna, pecaminosa, nuestra carne es débil y tendemos a pecar aunque no queramos. Por esto, nuestras fuerzas no son suficientes y nosotros sin Dios no somos y ni podemos hacer nada.

Lo que sentimos después de cometer tan desagradable acto es la culpa. Nos sentimos tan miserables ante Dios que perdemos las fuerzas y nos sentimos indignos ante su presencia y no nos arrepentimos y se convierte en un ciclo repetitivo, por eso no podemos salir de este hábito. Recordemos, pues, que nuestro Dios es Amor y su misericordia es tan grande e incomprensible que por su gracia nos ha salvado.

Cuando caigas en este pecado, conviene que inmediatamente después de haberlo cometido, si realmente estás arrepentido, te humilles ante el Señor. A Él no le gustan los corazones soberbios y orgullosos sino corazones humillados dispuestos a cambiar por amor de Su nombre.

Para vencer este hábito tenemos que orar todos los días para estar en comunión con nuestro Padre y nos dé fuerzas cada día. Ríndete ante Él y reconócelo, primeramente, como tu Salvador; acéptalo en tu corazón y entrégate a Él. Confiésale todos tus pecados y arrepiéntete por todos ellos. Reconoce que sin Él no eres nadie, y deja en sus manos todos tus problemas, deja en sus manos este hábito que te impide crecer. Dile que lo necesitas en tu vida en cada momento y que realmente quieres cambiar. Pídele ayuda y que sus fuerzas te sustenten.

Ora incesantemente, no importa que tardes media hora o una hora, ¡mucho mejor! Alábalo y adóralo. Ten una comunión con tu Señor, comunícate con Él, porque es tu fiel amigo. Pídele que te limpie. Y dale gracias, gracias por todo lo que tienes, tu familia, tu casa, tus amigos, tu trabajo, tu vida, etc. Pero ora y arrepiéntete de corazón y aplica a tu vida todo lo que aprendas de Él. Toma en cuenta todos los consejos expuestos en este www.BlogdeCristo.com, y ponlos en práctica cada día. Todo en el nombre de Jesús…

A los que ya han empezado esta batalla y no han podido dejar la masturbación, no se desesperen pues esto conlleva un esfuerzo. ¡Pon de tu parte! Proponte cambiar todos los malos hábitos en tu vida. Sé dispuesto a transformar tu corazón. Pídele al Señor que te renueve cada día y deja que Él te transforme. No seas orgulloso y deja la vanidad a un lado, sé humilde para que todas estas enseñanzas penetren tu corazón. Y nunca te canses de arrepentirte ante Dios, hazlo cada vez que cometas un error ante Él. Jesús te ama y dio su vida por ti, acércate a tu creador; y nunca lo olvides, todo en el nombre de Jesús, nuestro Señor y Salvador.

La masturbación, además de acarrear otros pecados siempre va ligada a la pornografía. De la misma manera que he explicado qué hacer contra la masturbación, de igual forma con la pornografía. Si dejas la masturbación también lo harás con la pornografía.

Medita: ¿De qué me sirve masturbarme? ¿Por qué lo hago? ¿Tiene sentido? ¿Para qué y por qué veo pornografía? De nada me sirve y no tiene sentido. Es vacío y sin propósito. ¿Cambiaré a mi Señor, mi Salvador y mi único Dios, por 5 minutos de placer?

La pornografía nos atrae, pero si antes reflexionas te darás cuenta que no tiene caso estropear tu relación con tu Dios. Se fuerte, llénate de las fuerzas de Dios y vístete cada día con su armadura. Deja en sus manos, cada mañana que Él te permita vivir, todas tus batallas, todas tus tentaciones, todos tus problemas y todo lo que tienes y reconoce que tú solo no podrás. Encomiéndate al Señor tu Dios siempre. Ahora bien, siempre tendremos nuestras caídas. Pero busca siempre aprender de tus errores y levántate de esas caídas con ayuda de Dios. No te canses de arrepentirte ante Él.

Yo empecé esta batalla en junio de 2010 y con ayuda de Dios fuimos ganando juntos. Al principio, lo dejé de hacer un día, luego una semana; pero siempre caía de nuevo, y yo me sentía tan culpable pero siempre pedía perdón al Señor y yo proponía en mi corazón cambiar. Pasó el tiempo hasta que lo dejé varias semanas y luego un mes. Volvía a caer, hasta que en diciembre de ese mismo año, unos días después de navidad, luego de ver pornografía y masturbarme me harté conmigo mismo y cansado de pecar y ofender a Dios, inmediatamente comencé a clamar a mi Señor; lo adoré, lo alabé y me rendí ante su presencia.

Reconociendo que yo sólo soy un miserable pecador, un gusano ante Él y que nada soy sin Dios. Me arrepentí en el nombre de Jesús y lo vi como mi único Dios y salvador, quien murió por mi en aquella cruz hace más de dos mil años y que venció a la muerte con su resurrección y nos ha dado vida eterna, nos ha salvado y de la muerte nos libró. Con lágrimas me humillé ante Él y todo mi ser deseaba entregarse a Dios y cambiar realmente para Él. Para adorarlo y seguirlo siempre, para su gloria eterna.

Desde ese día (finales de diciembre de 2010) hasta hoy (inicios de diciembre de 2011) no me he masturbado, ¡gloria a Dios!. Aquél día me entregué a Dios completamente, el Señor me mostró que me amaba y comprendí que todos nosotros, hermanos míos, podemos cambiar sólo con ayuda del Señor, si nos lo proponemos.

Claro que he tenido mis caídas queriendo regresar a mi vieja naturaleza, queriendo ver pornografía y ver a las mujeres con otros ojos. Pero en cada prueba nos fortalecemos en Cristo. Inmediatamente reconozco mi error y acudo a Dios para pedirle perdón, me renueve y me limpie. Somos fuertes en Cristo Jesús y nada nos moverá de este maravilloso Amor.

Es muy importante, para lograr este cambio en nuestras vidas, que estés en constante oración y contacto con la palabra de Dios, escucha predicaciones, ve a una iglesia, o lee las publicaciones que en esta página se escriben. Es imprescindible que leas la Biblia a diario.

Un versículo que me ha ayudado mucho mientras estoy en internet o viendo televisión es este (memorízalo y recuérdalo cada vez que te veas tentado):

“No pondré delante de mis ojos cosa injusta.” (Salmos 101:3a)

Te recomiendo mucho que leas el Nuevo Testamento, Job, Proverbios y Salmos, especialmente el 51 y el 91. Y RECUERDA, RECUERDA siempre:

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (Filipenses 4:13)

“Por nada estés angustiado, sino sean conocidas todas tus peticiones delante de Dios, en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará tu corazón y tus pensamientos en Cristo Jesús.” (Filipenses 4: 6-7)

Pedid, y se os dará; buscad y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca halla; y al que llama, se le abrirá.” (Mateo 7: 7-8)

“Jehová te guardará de todo mal, Él guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.” (Salmos 121: 7-8)

Encomienda a Jehová tu camino, confía en Él y Él hará.” (Salmos 37: 5)

“Te amo, oh Jehová, fortaleza mía. Jehová, roca mía y castillo mío, mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en Él confiaré; mi escudo y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.” (Salmos 18: 1-2)

“Confía en Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos y Él hará derechas tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión, teme a Jehová y apártate del mal, porque será medicina para tu cuerpo y refrigerio para tus huesos.” (Proverbios 3: 5-8)

Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.” (Santiago 1:12)

Que Dios te bendiga y te acompañe siempre. No te olvides de Dios, recuérdalo y te irá bien.

Sí puedes cambiar. Sí podrás dejar la masturbación y la pornografía. Sólo con la ayuda de nuestro Señor, nuestro Salvador Jesús. Y sólo así, vencedor en Cristo Jesús serás

Es nuestro deseo en www.BlogdeCristo.com que el Testimonio de Pablo César pueda ser de mucho ánimo para tu vida así como ya ha sido para el de muchas personas, y además:

¡Que Dios te bendiga y guíe siempre!

¡¡MUY IMPORTANTE!!

… Pregúntate…, si murieras hoy…, ¿Estás completamente seguro de ir al cielo con Dios?, Sí no lo estás, te ruego a que leas lo siguiente:

Sí te gusto este testimonio, es posible te agraden otros artículos/testimonios como:

Salvacion

Articulos Relacionados
Articulo escrito por


Discípulo de Jesús / Estudiante de Actuación / Blogger @BlogdeCristo / Ingeniero en Sistemas Computacionales / Máster en Dirección Empresarial He escrito un total de 165 Articulos en Blog de Cristo
Sitemap