Una Verdadera Princesa

Sarai GueSua Por Sarai GueSua | El 24 de julio de 2011

image

Muchas veces hay cosas que te desaniman, te hacen dudar e incluso te hacen perder la fe, hay otras que te hacen gastar tus energías, que consumen tu tiempo y esfuerzo y que quizá también te puedan llegar a robar el gozo. El tema de las emociones quizá ocupa el primer lugar en la lista de luchas diarias, y es algo que resulta tan complejo, tan cansado… Si, cansado, a veces uno se cansa de luchar, de aparentar ser fuerte, te cansas quizá hasta de creer y esperar a que Dios actué conforme a su propósito, te cansas de creer que, aunque no parezca, ÉL está actuando sabiamente y para tu bien.

Pero qué difícil es entender eso, que difícil es aceptarlo con gozo y vivir bajo ello. Cuán costoso nos es depender por completo de nuestro Dios y disfrutar de EL a plenitud, sabiendo que su amor es basto y suficiente para ti; que no te hace falta nada para ser completa o tener valor, porque tu valor ya fue pagado en la cruz y a partir de allí se te fue otorgado el valor inalcanzable.

¿Sera pues, posible encontrar descanso, en medio de una lucha la cual involucra los propósitos del creador para tu vida y tus deseos como humano? ¿Cómo podemos tener un cambio en el corazón que hiciere posible que cada una de nosotras nos regocijemos en disfrutar en la condición que Dios nos tiene?

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro… Entonces Yo oiré desde los cielos.”
(2 Crónicas 7:14)

¿Cómo ves? El Creador y Señor del universo hará una pausa para atender a tu clamor y dará respuesta a tu necesidad. Y, es aquí donde entra hacer mi parte, la cual consiste en enseñarle a mi corazón que su creador esta al control, que a Él nada se le escapa y que todo lo ha ido preparando eficientemente para que sus princesas lo puedan disfrutar.

También, que mientras El hace su trabajo yo debo reorientar el gasto de mis energías y esfuerzo en amarlo y conocerlo cada día más, en enseñar a otras mujeres a que lo amen, y a vivir una vida de plenitud en El.

A dejar que esto, que es mi debilidad, pueda ser aquello en lo cual El se está glorificando, porque su gracia ha sido suficiente para mí. A deleitarme más y más al ver vidas transformadas porque yo estoy sirviendo como su instrumento.

Debo prepararme para estar a la altura de las bendiciones que El tiene para mí y para disfrutar de su gloria venidera, debo dedicar cada segundo de mi vida a vivir como si fuera el ultimo que me quedara para llevarle a El toda la gloria y mi agradecimiento, a ser ofrenda de grato perfume, a buscar que mis acciones no reflejen otra cosa que no sea mi pertenencia al reino real y eterno; por lo tanto mi deber es vivir como una princesa heredera de las coronas de gracia.

Debo descansar en que:

“Jehová cumplirá su propósito en mí, que su misericordia es para siempre y que jamás desamparará la obra de sus manos.”
(Salmos 138:8)

¿Qué si Dios recompensa esto? El solo pensar que en 7.5 millones de hondureños el Señor y Creador del universo haya puesto sus ojos en mi para hacerme crecer en carácter; es beneficio suficiente…… Lo demás que pueda llegar, son solo aditivos.

Promesa de Amor

Aun así devorarán mis carnes
Vaciaran la sangre de mis venas
Y los latidos de mi corazón se detuvieran
Te Amare

Aunque el sol brillase por doquier
Pero debajo de mi se opacase,
El aire llegara al fin de su existencia
Y la oscuridad descendiera cubriéndolo todo
Te Amare

Y si robaren mi alma
Rechazaran mis sueños
Perdiera la vida entera
La conciencia y la razón
Quedándome solamente
El lejano susurro de tu voz
Te Amare

Pero…y si los mares embravecieran
Esparciendo sus aguas sobre la vida
Y, tempestades completas
Me inundaran de día…

Aun y en medio de todo esto a ti mi Señor yo Amaría

Para Reflexionar:

  • Corintios 12:19:

Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo?”

  • Isaías 60:1

“Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti.” 

  • Apocalipsis 4:11

“Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.”

  • Romanos 8:18

“Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.

Nota: Amig@s les comparto esto no porque ya sea una realidad en mi vida, pero si lo que mi corazón desea que sea; y porque Dios ha sido fiel enseñándome y sosteniéndome a cada día con su gracia.

Escrito por: Anajansi Alvarado

26124_1395787251558_1138513839_1131599_858372_n

Salvacion

Articulos Relacionados
Articulo escrito por


Amante de Jesus, nací para amarlo y darle mas Gloria :) Rom 8:28 He escrito un total de 41 Articulos en Blog de Cristo