Mis Primeros Pasos En Cristo

HALH Master Por HALH Master | El 27 de enero de 2011

primeros pasos en Cristo

Cuando una persona reconoce a Jesucristo como su Señor y Salvador, La Palabra dice que esa persona ha nacido de nuevo, por tanto es considerada un “Bebé Espiritual”.

Para que podamos ser adultos (maduros en la fe) debemos de estar alimentándonos constantemente de la Palabra de Dios para poder crecer, sin embargo Dios quiere que des tus primeros pasos y eso significa empezar a caminar firmemente en sus caminos.

¿CUALES SON MIS PRIMEROS PASOS EN CRISTO?

1. Es Conocer su Voluntad:

a) Su Voluntad es que te parezcas a Jesucristo:

Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. (Romanos 8:29)

Uno de los primeros pasos debe de ser buscar parecerse a Cristo. La voluntad de Dios es que todo hombre sea como su Hijo, su llamamiento consiste en que  reflejes a Jesús en tu vida.

b) Su Voluntad consiste en que des mucho fruto:

No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre. (Juan 15:16)

También su voluntad consiste en que des mucho fruto. El fruto se irá dando en tu vida a medida que busques parecerte a Dios con respecto a tus decisiones y manera de pensar.

Medita: El fruto es parte del crecimiento espiritual y es al tiempo de Dios. Se dará también a medida que guardes la Palabra en tu corazón y la pongas en practica en tu vida.

2. Es Actuar como Jesucristo:

¿Y como es el Señor?

a) Jesús es un Siervo de Dios:

Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos. (Marcos 10:45)

Jesús vino a dar Buenas Nuevas, a curar a los quebrantar de corazón, ayudar a los enfermos, enseñar a otros, hacer buenas obras. De la manera que Él sirvió, nosotros debemos de hacerlo con otros.

b) Jesús es obediente a su Padre:

Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! (Filipenses 2:8)

Jesús nunca dudo de las Palabras y la Voluntad del Padre en su vida, Él siempre creyó fielmente en lo que le Dios le había encomendado y le obedeció en todo.

Así nosotros también debemos obedecer las enseñanzas, mandatos y doctrinas que el Señor nos da en su Palabra, sin cuestionarlas.

c) Jesús es Santo:

«Él no cometió ningún pecado, ni hubo engaño en su boca.»  (1Pedro 2:22)

Jesús es Dios, por tanto es Santísimo ósea apartado por completo de la maldad y el pecado.

Nosotros debemos apartarnos (ser santos) de practicar el pecado y de hacer maldades. Jesucristo nos ha perdonado todos los pecados en la cruz, pero esa no es excusa para seguir haciéndolos.

3. Compartir tu fruto con otros:

a) Siendo Luz:

Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo. (Mateo 5:16)

Ser luz es ser ejemplo y demostrar que Dios habita en ti, pará que así muchos quieran convertirse e imitar a Cristo.

b) Cumpliendo la Gran Comisión:

Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo. (Mateo 28:19-29)

La Gran Comisión comprende:

  • Predicar la Salvación y el perdón de los pecados solo por medio de la Fe en la Sangre de Cristo
  • Hacer Discípulos (enseñar y guiar a otros)
  • Bautizar con agua (por inmersión)
  • Testificar lo que Dios hace en tu vida

c) Haciendo buenas obras:

Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica. (Efesios 2:10)

Por medio de las buenas obras demostramos nuestra fe en Cristo. La mejor manera de demostrarlas es ayudando a tu prójimo y amándolo como a ti mismo.

Conclusión:

Tu vida y relación con Dios ira mejorando a medida que vayas decidiendo seguir a Cristo.

Cuando comenzamos en Cristo, apenas somos unos niños y a medida que empieces a dar tus primeros pasos, te caerás muchas veces, pero el Señor te hará mas fuerte cada vez y te levantará, te convertirá en un adulto y te costara tropezar.

Para esto fueron llamados, porque Cristo sufrió por ustedes, dándoles ejemplo para que sigan sus pasos. (1Pedro 2:21)

Dios te bendiga!!

Si te gusto este tema, puede ser que te gusten estos otros:

Salvacion

Articulos Relacionados
Articulo escrito por


Soy una persona cambiada por el Poder de Dios que siempre trata de ayudar a los demás a que reencuentren su primer amor: Jesucristo! He escrito un total de 427 Articulos en Blog de Cristo
Publicado en: General 13 comentarios