El Apóstol Simón el Zelote

HALH Master Por HALH Master | El 5 de julio de 2010

Jose_de_Ribera_Hl_Simon_350

En la lista de los apóstoles le suelen llamar siempre Simón el Cananeo, o el Zelote, dos términos que se identifican. Son, en efecto, dos traducciones de un mismo vocablo hebreo qanná que quiere decir zelotes o celoso. Así Simón, apóstol fiel de Jesucristo, encarna en su persona el gran celo del Dios omnipotente; de hecho,el Dios de Israel se muestra como un ser "celoso" de sí mismo, que no puede en manera alguna tolerar cualquier atentado contra su trascendente majestad.

En los albores ya de la era mesiánica los romanos toman definitivamente en sus manos las riendas de la administración palestina. Los judíos, agobiados por el peso aplastante de la opresión extranjera, se esfuerzan desesperadamente por abrirse un resquicio de libertad y de esperanza. Quieren crear una fuerza de resistencia que los libere.

A impulsos de Judas de Gamala y del fariseo Sadduk se organiza un partido
de oposición. Los miembros que integran el partido toman el sobrenombre de zelotes.

El partido se ampara en un sentido eminentemente religioso. Quieren ser en medio de la dominación extranjera corrompida por el paganismo, un monumento vivo a la fidelidad a la ley mosaica.

Una gran preocupación mesiánica invadía el sentimiento nacional de estos hombres. La espera incontenida del gran Libertador se vivía en el partido con el alma en tensión,siguiendo la línea de los grandes profetas de Israel

La impotencia humana para quebrar, por fin, la esclavitud, les empuja irresistiblemente a un patriotismo exaltado y zozobrante, que culmina en la guerra judía.

Simón pertenecía evidentemente a este partido, en el que se habían enlazado indisolublemente la religión y la política. No podemos olvidar que en la historia del pueblo elegido la preocupación social, religiosa y política iba siempre de la mano.

Simón fue un zelote. Es verdad que en su vida pesaba, sobre todo, el matiz religioso. El celo ardiente por la Ley le quemaba el centro de su alma israelita.

Como Pablo, es Simón un judío entregado plenamente al cumplimiento de las tradiciones paternales. Rozando en su persona el formulismo asfixiante y agobiador de los fariseos.

Pero un día, venturoso para él, se encontró con la mirada del Maestro y se convirtió sinceramente al Evangelio.

De todos los apóstoles, él es el menos conocido. La tradición nos dice que predicó el evangelio de Jesucristo en Egipto, Libia y luego en Mesopotamia y después en Persia, ya en compañía de San Judas.

Murió como mártir en la costa del Mar Negro cerca del Cáucaso, probablemente en el territorio de la actual Abjasia. Usualmente se le atribuye que lo mataron con una sierra, porque se dice que su cuerpo fue aserrado hasta hacerlo pedazos, y raras veces se le atribuye una lanza.

Pero no lo dudemos,que al igual que los demás apóstoles,amo al Señor con todo su corazón.

Tal vez te interese leer esto:

Todo en Blog de Cristo.

Salvacion

Articulos Relacionados
Articulo escrito por


Soy una persona cambiada por el Poder de Dios que siempre trata de ayudar a los demás a que reencuentren su primer amor: Jesucristo! He escrito un total de 428 Articulos en Blog de Cristo
Publicado en: General 14 comentarios